El Ciervo
24 de agosto de 2006
Charlando con Antonio Rivas, un amigo, me pregunta por que se repite la figura del ciervo en varios lugares del pazo, esto es, en la veleta (con unas medidas considerables) y en la talla de los muebles del comedor, también muy destacadas.
Es una pregunta recurrente para la cual no tengo respuesta, solo especulación. Pienso que pudiera ser un animal totémico para la familia o bien que tuviese para ellos algún simbolismo.
Rivas, es filólogo, vive en Inglaterra, tiene una teoría, la trascribo tal y como el me la escribió.
La /r/ de "Antero" es lateral, igual que la /l/, en distintos idiomas se tiende a confundirlos, >dando "antelo", que posiblemente provenga de "antlers" > cornamenta, astas en inglés. Existía en ese momento (Guerra de independencia española) un fuerte vínculo con los ingleses.

25 de agosto de 2006

Le cuento a mi padre (Matías Yáñez) la teoría de Rivas sobre la relación entre ciervo y Antero. Matías me comenta que "anta" significa "ciervo". Este nuevo dato me parece interesante y decido consultarlo. Busco el término "anta" en diccionario de uso del español Maria Moliner.

Estas son las entradas curiosas que encontré:

anta. Ante (mamífero rumiante)

ante, Mamífero rumiante muy corpulento, con las astas en forma de pala.(V.: "Alce, anta, danta, dante, ciervo"

antera. (Gr. "antherós", de "anthos",V."ANT") Parte superior del estambre de las flores que contiene el polen.

Ant-, raíz del griego, flor, usada en palabras cultas.

5 de enero de 2009

Ha trascurrido un tiempo considerable desde la última anotación sobre las especulaciones que suscita la figura del ciervo en la casa; lo cierto es, que apenas logramos esclarecer nada de esta cuestión y no por falta de interés o por dejadez. Recurrimos, en nuestra pesquisa, a libros y a Internet con escasos resultados.

Sin embargo, nos parece oportuno apuntar aquí unos cuantos detalles que quizás no desvelen gran cosa, pero pudiera ser, nos orienten hacia nuevas interpretaciones o bien den pie a que alguien, que por casualidad lea estas letras, se tome la molestia de aclararnos algo al respecto.

En lo tocante a la simbología del ciervo creemos que lo mejor es ir a lo seguro; recurrimos, por tanto, a la interpretación de Juan Eduardo Cirlot, al cual citamos, a continuación, literalmente.

 

Ciervo

Su sentido simbólico se halla ligado al del árbol de la vida, por la semejanza de su cornamenta con las ramas arbóreas. También es símbolo de la renovación y crecimiento cíclicos, cual observa Henri-Charles Puech. En diversas culturas asiáticas y de la América precolombina, el ciervo es símbolo de la renovación, a causa de los brotes de sus cuernos. Como el águila y el león, es enemigo secular de la serpiente, lo que indica su carácter favorable. El ciervo está en relación con el cielo y con la luz, mientras la serpiente depende de la noche y de la vida subterránea. Por ello, a los dos lados del puente de la muerte y de la resurrección (Vía Láctea), aparecen las águilas, ciervos y caballos, como mediadores entre el cielo y la tierra.

En el periodo medieval en Occidente, la vía de la soledad y de la pureza fue simbolizada con frecuencia por el ciervo, que en algunos emblemas aparece con la cruz entre la cornamenta (completando así la relación árbol-cruz y árbol-cornamenta). También fue considerado como animal simbólico de la elevación. Entre los griegos y romanos, ya reconocían ciertas cualidades "místicas" al ciervo, exagerándose por proyección psíquica. Entre estas condiciones figura la atribución de una sabiduría instintiva para el reconocimiento de las plantas medicinales, por lo que la mayor parte de antiguos bestiarios dicen: "El ciervo conoce el Dictamo". Parte de su prestigio lo debe el ciervo a sus características físicas: su belleza, su gracia, su agilidad. Por su papel de mensajero de los dioses, el ciervo puede considerarse como la antítesis del macho cabrío.

- Nos llama la atención la analogía que puede establecerse en cuanto a la etimología del nombre, del fundador de la casa: Antero y el ciervo considerado, este, como símbolo de la renovación y crecimiento cíclico (ÁRBOL DE LA VIDA), en razón de los "brotes" de su cornamenta:

antero < griego: anthera < sánscrito: ándhah, planta (florida)

antero- < esp. < sánscrito: anti, cerca de, alrededor de, antes de.

Nos parece, por ende, intrigante el que el nombre propio Antero no aparezca apenas en documentos oficiales.

- Es significativa la concordancia del ciervo como mensajero de los dioses, y Mercurio o Hermes que desempeña la misma función (correo de los dioses); y es especialmente reveladora esta coincidencia por el lugar que ocupa el Caduceo de Mercurio en la decoración pictórica del Pazo; pues, este motivo simbólico (que tanto da que hablar) preside la entrada principal de la vivienda: está situado en el medio del techo del hall, y éste, a su vez, está decorado por pinturas trampantojo que representan un patio columnado; desde allí se accede: a los archivos de la Orden de Malta, a la capilla - cuya puerta la forman un dintel de columnas- (trampantojo) y, a las escaleras principales, que conducen a la parte noble de la casa. El techo de las escaleras está decorado por la esvástica que lo recorre -en greca- delimitándolo, y por las alegorías de las cuatro estaciones, de las cuales, sólo se conservan dos de ellas.

De manera que, entendemos, el caduceo sería como el eje en torno al cual gira la arquitectura y la decoración pictórica de la casa. De la misma forma que el ciervo veleta gira sobre la rosa de los vientos, siendo esta figura -acaso, simbólica- lo primero que nos recibe a nuestra entrada a la finca del pazo; ya que está situada sobre la portada que da acceso al recinto que constituye la propiedad.

Tenemos la sensación -enredados en la espiral de un "circulo vicioso"- de que toda la simbología está relacionada entre sí, nos resulta muy factible, por ese motivo, promover paralelismos;

MACROCOSMO-MICROCOSMO

-No descartamos, tampoco, que el ciervo pueda ser un motivo figurativo a la vez que significativo dentro de la Real Orden de San Juan de Jerusalén, pues, nos han comentado -personas que saben de estos asuntos- que existen motivos heráldicos, concernientes a esta Orden, donde el ciervo tiene un papel principal, aunque nosotros no hemos sido capaces de desentrañar un posible significado. Tocante a esta cuestión, nos ha llamado la atención las columnas rematadas por dos ciervos en la entrada del puerto de Rodas, actualmente denominado Mandraki. En el mismo lugar del puerto donde ahora están situados los ciervos se supone que se encontraba el famoso Coloso. La gigantesca estatua de 37 metros de altura fue construida por el escultor de Rodas, Cares de Lindos que se ocupó durante doce años en su construcción. Se cree que la base era de mármol blanco y la estructura fue gradualmente levantada con acero y piedra sobre los que se depositaban capas de bronce. Debido a su magnitud, los barcos arribaban al puerto pasando entre sus piernas. El coloso sólo se mantuvo en pie durante 56 años, en el año 227 a.C fue derribado por un terremoto.

Los Caballeros Hospitalarios tuvieron su sede en Rodas desde 1306 hasta 1522.

- Hemos encontrado, también, referencias a la cornamenta del ciervo en las Cartas Eruditas y Curiosas del padre Benito Jerónimo Feijoo, publicadas entre 1724 y 1760, concretamente en el tomo segundo, Carta Nona.

Experimentos del remedio de Sufocados, propuesto en el Tomo V del Teatro Crítico, Disc. VI.

Y virtudes nuevas de la Piedra de la Serpiente

Citamos literalmente:

Experimento V

11. El Ilustrísimo Señor Obispo de Mondoñedo D. Fr. Antonio Sarmiento de Soto-Mayor, siendo General de nuestra Congregación, después de padecer muchos días, al visitar los Monasterios de este País, los dolores de un grano, o tumorcillo de mala condición (acaso sería alguna especie de carbunclo), sin que aprovechasen varios remedios, que le aplicaron, con el uso de la Piedra convaleció en breve tiempo.

12. Siendo los alegados experimentos verdaderos, como yo los juzgo, no me negará V.S. que este descubrimiento es mucho más estimable, que el esperado, y desesperado de la Piedra Filosofal; y que en el cuerno [124] de ciervo tenemos una cornucopia verdadera, y real, harto más preciosa que la fingida de Amaltéa. Acaso en las astas de este medio doméstico bruto logramos todas las virtudes, y aún más que las que se atribuyen a la del Unicornio.

-En el Blog Entre Clásicos y Modernos tuvimos la ocasión de leer un texto sobre la Cornucopia y entendimos que podía tener cabida aquí; lo copiamos textualmente a continuación:

[…] en la mitología griega, el cuerno aparece en el famoso "sendero de Hermes también llamado "sendero de los dioses", por el cual indicó Virgilio a su hijo que caminara para llegar al centro del universo. Dicho cuerno es la imagen de los frutos abundantes del hombre regenerado, en tanto que los cuernos nacen de la cabeza, sede del pensamiento. El emblema CXVIII de Alciato lleva por título "La fortuna es compañera de la virtud".

El caduceo con las sierpes enroscadas y las alas gemelas se alza entre los cuernos de Amaltea: quiere decir que los hombres de mente poderosa y elocuente son muy favorecidos por la Fortuna.

-Como veis: lo anteriormente apuntado, no son más que retazos de cosas sacadas de "aquí y de allá", y acaso no exista correlación entre todo ello; pero nos hemos dejado llevar por la intuición a falta de otra guía más juiciosa. Pero como ya hemos comentado, en otra parte de estas disquisiciones, tenemos la esperanza, por así decir, de que esta madeja de hebras deshilvanadas encuentre un bastidor, y allí apoyadas, ajustadas y tensadas, dejen de ser nudos de hilos sueltos para ir formando una especie de tapiz. Mientras tanto, nos conformamos, que remedio nos queda, con ir agrupando cabos sueltos en un carrete enmarañado.

Pazo Molinos de Antero

Ctra. de Malvarón s/n

27400 Monforte de Lemos

Lugo

info@pazomolinosdeantero.com

TLFS: 676573563 - 982403072